/

Vinos de calidad

 

Quiénes somos

Trayectoria


BODEGAS “HEREDAD ANSÓN”, UNA LARGA TRADICIÓN DE VITICULTORES ARAGONESES

La familia Ansón, que da nombre a las Bodegas Heredad Ansón, situada en la villa de Muel (Zaragoza, España), posee una larga tradición en el cultivo de la vid y la elaboración  de vinos, al menos, desde comienzos del siglo XVII. El primer ascendiente de la familia conocido, Domingo de Ansón, está documentado desde los años de 1620 en el pueblo de Mezalocha,  en la comarca del llamado Campo de Cariñena, que dista 5 Km. de Muel y 32 Km. de Zaragoza, capital del antiguo reino de Aragón.  Los Ansón, o “de Ansón”, como se denominaban en el siglo XVII, han sido 12 generaciones, hasta llegar a la del actual propietario, Cristóbal Ansón Mozota, que se han dedicado a la agricultura, y especialmente al cultivo de la vid, durante cuatro siglos.

Ya en la centuria pasada, Arturo Ansón Crespo (1898-1974), abuelo del actual propietario, amplió la superficie dedicada al viñedo en parcelas de su propiedad en Mezalocha, especialmente con la variedad garnacha, autóctona y originaria de Aragón. Su hijo, Bernardo Ansón Laín, elaboró vinos en sus antiguas y tradicionales bodegas de Mezalocha, y los comercializó a granel en su tienda de la ciudad de Zaragoza. Cristóbal Ansón, sobrino del anterior e hijo de Isaías Ansón Laín, asentado en la villa de Muel, ha seguido con la tradición familiar de elaborar vinos de gran calidad en sus modernas bodegas. Las uvas con las que elabora esos vinos proceden de sus viñedos situados en Muel, Mezalocha y, especialmente, de su finca “El Ventorrillo”, en  términos de las villas de Almonacid de la Sierra y Cosuenda, pertenecientes al Campo de Cariñena.

Los suelos pedregosos  de “cascajo” del piedemonte de la sierra de Algairén, una de las que forman el Sistema Ibérico en tierras aragonesas, formados por pequeñas piedras calizas, arcillas y arenas, son los más idóneos para el cultivo de las vides de “garnacha”, junto con un clima cálido y algo seco. El gran economista, naturalista y diplomático aragonés Ignacio Jordán de Asso, en su Historia de la Economía Política de Aragón, publicada en Zaragoza en 1798, ya alababa el cultivo de la “garnacha” en las tierras del Campo de Cariñena, y destacaba: “En Cosuenda se hace una garnacha mui afamada con la uba de este nombre”. La variedad “garnacha” tiene su origen en el reino de Aragón, y ya se cultivaba en el siglo XII.

    

En sus Bodegas Heredad Ansón, en Muel, Cristóbal Ansón, en compañía de sus hijas María e Isabel y de su mujer Begoña Bello, elaboran vinos con mimo y esmero, con uvas de primerísima calidad de diversas variedades, de las que destacan la “garnacha”, para la producción de vinos tintos y rosados, y la “Macabeo”, conocida también en otras partes de Aragón como “Alcañón”, para la producción de vinos blancos. Son sus mejores cartas de presentación en los mercados de España, Alemania, Países Bajos, Gran Bretaña, Italia y China, donde han acreditado su calidad con los premios internacionales obtenidos.